Experiencia en el comedor por Melina -Noviembre 2016



El día de hoy llegamos al comedor y ya estaba servida la comida por lo que aproveché para ponerme en la ventanilla de entrega para poder servir. Esperando a que empezaremos recordé la primera vez que fui a servir; la situación del comedor. Era un tejaban con mesas y una mesa grande de herrería que era donde ponían los platos, a mi me tocó servir del agua de unos botes de plástico; y me puse a pensar, en cuanto ha avanzado esa gran obra, ya son 3 años de aquel entonces, y reflexiono a cerca de la oración de la mañana donde viene la lectura de los talentos y veo cómo de granito en granito se ha convertido en el comedor que es ahora, más cómodo y limpio para ofrecer un servicio digno a nuestros hermanos necesitados. Veo cómo la suma de un par de manos han marcado diferencia, veo cómo los talentos de cada uno de los voluntarios, por más mínimos que parezcan hacen que las cosas funcionen para mejor.

Qué alegría sentí al darme cuenta del lugar donde estaba y he estado durante estos 3 años.

Derrepente la fila de comensales empezó a avanzar y de nuevo a saludar a las caras conocidas y a las que no, también =)

Agradezco a Dios por ponerme ahí y dejarse sentir en mis hermanos que me bendicen una y otra vez al recibir el alimento.

Melina González Acuña

1 comentario:

  1. Que bello Mely....que sigas perseverando en el amar y servir!!
    un abrazo

    ResponderEliminar